Rate IMAX website

Thank you. We value your opinion and appreciate your feedback.

GEOMETRÍA DEL CINE

La diferencia obvia de un cine IMAX es su gran pantalla, que se expande literalmente desde el piso hasta el techo y de pared a pared. Pero eso es solo la punta del iceberg. De hecho, la pantalla no es simplemente más grande, también tiene una forma diferente: no solo es más ancha sino más alta y curvada: lo que crea una experiencia de inmersión sin importar cuál sea su asiento. El material mismo de la pantalla también es diferente, más reflexivo y brillante.

Luego está lo que llamamos la geometría del cine, que se refiere a la forma del auditorio y a la distribución de los asientos. La mayoría de los auditorios de cine son largos y angostos, para alojar a la mayor cantidad de público posible, con la pantalla bien lejos en el extremo. La forma distintiva de un cine IMAX está diseñada para colocar a la audiencia no solamente más cerca de la pantalla, sino también mejor distribuida en relación a la misma. El resultado es una imagen que es más ancha y alta que su campo visual; una imagen que es de inmersión porque usted no se da cuenta de dónde termina. Y eso, a su vez, es lo que le da esa sensación de ser parte de la acción, de estar afuera junto a las estrellas, no solamente espiando una escena.

Una parte final de la idea es el proceso patentado de remasterización digital de IMAX y el sistema de proyección. Debido a que usted está mucho más cerca de la pantalla, la imagen debe ser mucho más nítida, incluso siendo más grande que en la realidad. Y eso exige un contenido mejorado que se transmite a través de un sistema de proyección digital personalizado (en realidad son dos juntos) que produce una imagen que no solo es más nítida de punta a punta sino también más brillante. Y esto es importante porque sus ojos perciben una imagen más luminosa y también más nítida.