Rate IMAX website

Thank you. We value your opinion and appreciate your feedback.

HISTORIA

HISTORIA

Todo comenzó cuando un pequeño grupo de cineastas experimentales canadienses se unieron para producir una instalación de pantallas múltiples en la EXPO ‘67 en Montreal. La instalación fue parte de una competencia que consistía en crear la primera proyección de cine en pantalla gigante. Los cineastas lo lograron sincronizando nueve proyectores juntos. Fue un desafío tecnológico enorme. Y mientras lo hacían, al ambicioso equipo que un día formaría la compañía llamada IMAX se le presentó otra pregunta: ¿no habría otra manera mejor?

La respuesta, por supuesto, fue un sí. Pero habría que superar muchos desafíos en el camino antes de lograrlo. En los tres años siguientes nació la tecnología IMAX, y su épico sistema de cámara, proyector y pantalla abovedada se exhibió por primera vez en el Pabellón Fuji de la EXPO '70 en Osaka, Japón.

La presentación inicial de IMAX al público se orientaba a un grupo bastante selecto de salas. Se diseñaron pantallas de cine especiales y se colocaron en museos, centros científicos y algunos destinos comerciales emblemáticos. El primer sistema de proyección de IMAX permanente se instaló en el Ontario Place's Cinesphere de Toronto en 1971, donde continúa operativo, exponiendo una película sobre la historia de la ciudad. Otras localidades exhibirían películas que coincidieran con la naturaleza de la sala, como una exploración al Gran Cañón, un paseo por el fondo del mar y hasta un viaje al espacio. Como una compañía que nunca se estanca, IMAX pronto se expandió con la invención de nuevas tecnologías incluida la Cúpula IMAX e IMAX 3D.

IMAX comenzó a cotizar en la bolsa de valores en 1994, que fue para la misma época que la compañía comenzó a ver un potencial de crecimiento en el contenido de películas de Hollywood. Si IMAX podía realizar documentales tan extraordinarios, ¿por qué no habría de poder hacerlo con las películas con actores reales? Para comenzar, la compañía construyó algunas salas en cines multiplex a lo largo de Norteamérica (incluida la primera en el Lincoln Square de Nueva York), pero el nuevo y ambicioso modelo de negocios pronto enfrentó dificultades. Graeme Ferguson y Roman Kroitor, dos de los fundadores de IMAX, todavía estaban produciendo una mayoría de las películas que se mostraban en las pantallas de IMAX. Entre ellos y un puñado de otros productores de IMAX no podían hacer suficientes películas IMAX para llenar los lugares disponibles de los cines multiplex. Por su parte, Hollywood no iba a realizar películas IMAX hasta que se construyeran más cines. IMAX se enfrentó al clásico problema de “el huevo o la gallina”.

Para resolverlo, IMAX volvió al laboratorio e inventó una nueva y revolucionaria tecnología llamada DMR o remasterización digital. Este proceso permite convertir un éxito de Hollywood en una taquillera película IMAX que quita el aliento. Esto le permitió a IMAX trabajar con directores en docenas de maneras para mejorar una película y cambiarle la saturación, el contraste, el brillo y una serie de otras variables en prácticamente cada uno de los fotogramas. Significó que los estudios pudieron transformar sus películas más emocionantes en películas IMAX aún más emocionantes. La primera película que utilizó esta técnica fue Apollo 13, y obtuvo una aclamación tremenda aún muchos meses después de su estreno original. Después de eso, el romance de Hollywood con IMAX floreció.

El resto, como se dice, es historia. Actualmente, IMAX se ha expandido por todo el mundo. Sus nuevos sistemas digitales de proyección y sonido, combinados con una programación cinematográfica taquillera en crecimiento, están alimentando la rápida expansión de la red IMAX en mercados establecidos como Norteamérica, Europa occidental y Japón, así como en mercados emergentes como China y Rusia. IMAX ahora trabaja con directores como Christopher Nolan, James Cameron, Tim Burton y Michael Bay para lanzar películas como Avatar, El caballero de la noche asciende, Alicia en el país de las maravillas y Transformers: El lado oscuro de la luna.